Febrero es un buen momento para la revisión anual de vista de los más chicos.

Aprovechando las vacaciones, evitando el apuro de último momento, podés llevar al oftalmólogo a los niños de la casa y ponerte en campaña si necesitan cambiar o empezar a usar anteojos.

El examen anual de visión es parte del apto médico del cole.

Cómo prepararte para la consulta médica

Muchos niños, sobre todo si es la primera vez que visitan un consultorio oftalmológico, pueden sentir miedo o ansiedad .

Hablá con ellos antes, contales que solo es un control de rutina y que van a estar en buenas manos.

No te olvides de pedir certificado de control. Seguramente te lo pidan en el colegio.

El 80% de la información que recibe un niño durante año escolar lo hace a través de los ojos

¿Y si el médico receta anteojos?

No te preocupes.

Hoy en día la variedad de materiales, colores y formatos son muchos.

Las empresas ópticas apuestan cada día más al público infantil. Realmente hay muchas opciones de calidad…y adorables.

Consultá con un profesional óptico, te asesorará cuál es la mejor opción que se adapte a las necesidades del niño y a tu bolsillo.

Los problemas de visión acarrean dificultades de atención.

Texto original de mi autoría para marca nacional. Podés reproducirlo citando la fuente trendyarg.com