Cuando pensamos en Victoria Ocampo, en cómo lucía, es imposible disociarla de sus icónicos anteojos blancos.

Cuando pensamos en Victoria Ocampo, en cómo lucía, es imposible disociarla  de sus icónicos  anteojos blancos.

Realizados en celuloide –  material muy utilizados en las décadas del 30 y 40 – con vidrios verdes que no alteran los colores, fueron diseñados y fabricados por la óptica Lugene de Nueva York.

Ubicada en avenida Madison, tuvo entre sus clientas a mujeres de la talla de Greta Garbo y Joan Crawford.

Victoria_ocampo
Victoria Ocampo

“En el momento en que lo vi de lejos, su presencia me invadió…sólo nos saludamos esa noche, entre mucha gente. Pero yo lo miré como si temiera no volverlo a ver.”